.:: Silvina Garré ::. Sitio de Fans

Una reunión por amor a las canciones

Jueves 04 de junio de 2009 | Publicado en edición impresa

Silvina Garré - Nito Mestre

Una reunión por amor a las canciones


Los dos músicos comparten historias y pasiones y estarán juntos en el escenario del teatro ND/Ateneo

Por Paula Gingins
De la Redacción de LA NACION

El sol apenas tibio de la tarde de otoño se cuela por la ventana del bar de Palermo donde Silvina Garré y Nito Mestre intercambian opiniones y anécdotas. Aunque por momentos se ponen serios, la mayoría del tiempo se divierten. La entrevista con LA NACION tiene el tono de una charla relajada entre dos amigos que aprovechan la excusa de las preguntas para compartir historias.

"Sin el aspaviento de «la gran reunión Garré-Mestre», como suelen plantearse este tipo de encuentros, nos juntamos a divertirnos, a hacer algunos recitales y después veremos qué pasa", afirma Mestre en referencia al recital que ambos darán mañana, a las 21, en el ND/Ateneo y que será el primero de una serie de conciertos que continuarán en Rosario y La Plata.

"Es la manera en que nosotros manejamos nuestra carrera y nuestra vida –completa Garré–. Es un proyecto profesional que pasa por la elección y por el gusto de tocar juntos."

-¿De qué manera nace este proyecto?

Nito Mestre: -Un productor nos lo propuso. Dijimos que sí al toque, y la verdad es que fue muy fácil trabajar juntos. Los timbres de voz nos encajan perfecto, tenemos formas similares de trabajar, somos prolijos...

Silvina Garré: -Prolijos y obsesivos [risas]. Perfeccionistas. Fue supernatural porque los dos somos muy organizados.

-¿Cómo está armado el espectáculo?

Silvina: -Tocamos algunas canciones cada uno con su banda y otras juntos. Serán en su mayoría nuestros éxitos, aunque no es rígido, nos vamos invitando e intercalando. Es muy dinámico.

-¿Es complicado conectar con otros músicos en este tipo de proyectos?

Silvina: -Para mí los desencuentros han sido a nivel de la tranquilidad, la puntualidad, la organización. El espacio propio y el silencio previo al recital para mí son muy importantes.

Nito: -Yo hasta en mis peores épocas, que las tuve, siempre fui organizado. Es como un ritual, necesito mi momento de silencio.

Silvina: -Me acuerdo una vez que en un concierto compartido habían invitado a una murga y yo no estaba enterada. Antes del concierto apareció la murga entera en el camarín, fue muy agradable [ironiza]. La pasé hermoso [risas].

Nito: -Tendrías que haber llevado un solista ruso [risas]. Esa cosa de llevar mucha gente, estar rodeados, necesitar del séquito, a mí no me gusta para nada.

-¿En qué aspectos musicales se encontraron?

Silvina: -En el buen gusto, en el cuidado de los detalles y en el amor por las canciones. Una buena melodía y una buena letra... es que cuando escucho buenas canciones me pongo feliz.

Nito: -No hay saltos abruptos en la continuidad del recital. Los temas de los dos tienen una conducta similar y están hilvanados de manera natural. Y sin tanto efecto, ¿no?

Silvina: -Es que hay que tener en cuenta los matices, los arreglos, los climas. Parece algo básico, pero hoy, donde todo es show, se convierte en excepcional.

-¿Suponen que el público siente una nostalgia de tipo generacional pero también musical por la falta de esos elementos?

Silvina: -Creo que tendremos el público que sigue a cada uno. Habrá algunos interesados en la unión y jóvenes que por herencia musical han escuchado nuestras canciones en su casa.

Nito: -Yo me encuentro con muchos jóvenes que empiezan a buscar en los orígenes, en los que hicieron música antes en cada género. Yo lo hago con los Beatles o Led Zeppelin, por ejemplo. Lo que está bien hecho dura para siempre. Y eso no es generacional.

-De los nuevos músicos, ¿hay alguno que reúna esas características?

Nito: -A mí me gusta la música folk. Escucho radios alternativas en Internet y hay millones de tipos excelentes, aunque no son los más promocionados.

Silvina: -Varios amigos me acercaron grupos de Rosario, como Vudú, que tiene un cantante tipo Robert Plant que es buenísimo. Me gustan las bandas del rock inglés, como Coldplay o Keane, porque tienen buenas canciones.

Con todo, mantienen sus proyectos solistas y entre ellos, para Mestre, está la idea de "revivir" Sui Generis en 2010, según adelantó esta semana a diversos medios. Por ahora, los temas de Sui sonarán con las Canciones sin tiempo de Garré, porque –dicen ambos– "el pasado también forma parte de uno".

Para agendar

Silvina Garré-Nito Mestre, juntos por única vez

ND/Ateneo, mañana, a las 21, Paraguay 918, desde $ 60 (4328-2888).