.:: Silvina Garré ::. Sitio de Fans

Estoy viviendo una experiencia fantástica

Martes 11 de Agosto de 2009 – La Gaceta de Tucumán

 

MUSICA

Silvina Garré: "Estoy viviendo una experiencia fantástica"




Cargando
, aguarde un momento...

SILVINA GARRE. LA GACETA |  

Por tercera vez en su vida, Silvina Garré está empezando desde cero su carrera como cantante. La experiencia y el reconocimiento juegan a su favor, pero ella lo toma como un desafío novedoso, lleno de sorpresas y alegrías. Lo hace contenta y, sobre todo, consiente y atenta.


Al menos es lo que da a entender en una conversación telefónica con LA GACETA, en la que anunció su esperado regreso a Tucumán, que se producirá el domingo (ver nota aparte).


Es la tercera vez que reinicia su carrera porque tras haber empezado a cantar con Juan Carlos Baglietto al terminar la secundaria en su Rosario natal, se lanzó un tiempo después como solista. Y en 2007 volvió al ruedo tras haber pasado 12 años cantando en voz baja, en shows en Estados Unidos (donde vivió varios años) o en pequeños espacios de Buenos Aires. Fue un período extenso, en el que no editó discos, pero se recibió como psicóloga. "No tenía deseos de cantar, aunque seguía componiendo y cantando un poco", cuenta Silvina.


Ella había empezado a estudiar Psicología en 1993, pero dejó al radicarse en EE.UU. Al volver al país, decidió retomar y desde que se recibió en 2003 trabaja como psicoanalista en Buenos Aires.


Su nueva vida, que ya no es como era en ese momento, transcurría tranquilamente hasta que en 2006 se encontró en la calle con Diego Clemente, quien había sido director musical de sus primeros trabajos como solista. "Resulta que tenía una banda lista para tocar a la que le faltaba cantante y un estudio con sala de ensayo a una cuadra de mi casa", dice con sorpresa y satisfacción, pero sin llegar a gritar. "No hacíamos nada juntos desde el 84, cuando éramos demasiado jovencitos... Y, como yo tenía mucho material acumulado de tantos años de no grabar, nos juntamos y empezamos", cuenta Silvina. De este encuentro surgió el disco "El deseo" (2007), con temas nuevos, y "Canciones sin tiempo" (2008), con versiones de sus más grandes clásicos, con el que ganó este año el Premio Gardel al mejor album pop femenino.


Más allá de la comodidad de tener la sala de ensayo cerca, las canciones listas y muchas ganas de actuar, para consolidar su regreso fue fundamental la química que se produjo con la banda. "La primera vez que fui terminamos tocando por horas", confiesa. "A los pocos días teníamos 25 canciones listas, pero sin forzar nada. Todo se dio de manera natural y rápida", cuenta.


Además, dice que hubo sintonía también en la forma de organizarse, a modo de cooperativa de trabajo en la que no hay jefe, ni manager ni una gran estructura por detrás.

"Trabajamos en equipo, compartimos una estética musical y, sobre todo, una ética sobre cómo hacer la carrera... de alguna manera es como cuando empecé, con un trabajo muy cuidado y mucho buen gusto", sintetiza de Silvina.
Esas, afirma, eran sus únicas condiciones para volver a cantar, porque no quería hacerse mala sangre, sino disfrutarlo. "Tal vez no hacemos cosas muy vistosas o grandes, como llenar estadios, sino que armamos todo chiquito y más puro y placentero, acorde a lo que somos y a como queremos vivir", enfatiza.
Silvina sabe de qué habla, porque de alguna manera pasó por todas las etapas de un artista. "Al principio, cuando cantaba con Juan (Carlos Baglietto), actuábamos para 10 personas en una peña, y en dos años estábamos cantando para 7.000 personas; después empecé sola y otra vez a cantar ante 20 personas hasta que llené sola el Opera, y ahora voy por el mismo camino otra vez", cuenta sin sentirlo como un peso, sino como parte de un aprendizaje permanente. "Estoy viviendo una experiencia fantástica", confirma Silvina.


Un recital fuerte e intenso


"Ojo que lo digo en cualquier lugar y no sólo en Tucumán", se apresura a aclarar Silvina Garré después de mencionar que, junto con Córdoba, la nuestra es la provincia que más le gusta y la que mejores recuerdos le dejó. "Desde que saqué el disco 'El deseo' que quiero volver a Tucumán a cantar, pero no se daba. Así que ahora voy a presentar ese álbum y el nuevo, 'Canciones sin tiempo'... va a ser un recital muy fuerte e intenso, y parece que en definitiva estuvo bueno demorarse", confirma la mujer que a principios de los 80 cautivó a los argentinos con su voz tan sutil como enérgica y sus canciones profundas.


Silvina actuará el domingo a las 22 en el teatro Alberdi (Jujuy 99) y el lunes a la misma hora en el teatro de la Consolación (Concepción).


Las entradas anticipadas se venden en el teatro Alberdi, en tarjeta Platino (San Martín 853) y en el bar Dock Sud (La Madrid y Ayacucho).

En busca de alternativas

"El mercado fue cambiando mucho y, de repente, cuando empecé a cantar, la difusión era boca a boca; con 'Reinas de pueblo grande', por ejemplo, todo era de otra forma, con menos información. Ahora el zapping e internet tienen una cantidad de ofertas tan grande, que todo dura un minuto", señala Silvina Garré. Ella, tal como sus canciones, no se apura si no es necesario. "Todo se globalizó y yo voy a tiempo lento, trabajando en un espacio paralelo, y ya sé que se puede; sólo es cuestión de decisiones", confirma. Además, considera que al estar en caída libre la industria de la música, hay que buscar formas alternativas para hacer arte. "Podés volverte loco buscando sponsors y publicidad para llenar el Luna Park, o podés recorrer el país cantando en teatros hermosos, pasarla bien y no enloquecerte", señala sin la necesidad de aclarar cuál es su opción.