.:: Silvina Garré ::. Sitio de Fans

La Garré al desnudo


Silvina cuenta por primera vez su infancia, miedos y ¡amoríos!

LA GARRÉ ¡AL DESNUDO!


Hace ya algunos años que arribó con todos los miedos y las ganas de su Rosario natal, para conquistar muy a su manera, a los porteños, y de ahí lanzarse -como tiene previsto- a ganar toda Latinoamérica. Así, compartiendo sus primeras actuaciones junto a sus "cumpas" rosarinos Juan Carlos Baglietto y Fito Páez, Silvina Garré comenzó a consolidar una trayectoria artística que la ha llevado a ser considerada como una de las más importantes intérpretes de la actualidad.

"Mirá, no sé si soy la mejor, pero de lo que estoy segura es de que soy única, que lo mío es original", desliza la cantante fijándonos una mirada tan tristona como transparente, que nos atraviesa el alma. Y para corroborar sus propias palabras, basta sólo mencionar el nombre de su último elepé: "Otro cuerpo más", que no es lo mismo que decir cualquier cuerpo.

"Claro que no, porque es el mío. Con todos mis temores, ansiedades y deseos", susurra a media voz, mientras apura un café cuando va muriendo la tarde en Buenos Aires. Algo nos llama la atención: su blanca palidez. "Sí, es cierto y eso se debe a que detesto el sol, y no me 'bancaría' por mucho tiempo una vida natural, al aire libre. Amo la noche y las ciudades grandes, por eso es que soy una romántica empedernida, y me fascinan tanto una noche de luna llena como una carta de amor", confiesa entre enigmática y apasionada a la vez. Sin embargo, en la intimidad de los recuerdos reconoce que "mi infancia no fue demasiado fácil, era muy tristona e introvertida. ¿Ahora cómo soy? Solitaria y escurridiza. Pero sin duda que la historia personal tiene mucho que ver. Yo compongo mis temas y lo hago siempre que alcanzo un estado de profundidad, como de embriaguez. Para mí la explosión del ser humano pasa por el llanto y no por una carcajada".

Por única vez se sonríe cuando indagamos sobre su secreto. "Quizá sea la magia que pongo en las cosas, la música, las miradas. Mis canciones son un poco eso, encontrarle otra vuelta a la historia de todos los días, y a veces pasa por romper con las situaciones cómodas. No hay que resignarse, hay que ser un inadaptado ante las cosas que nos presentan como 'cocinadas'".

Mientras los fotógrafos disparan a granel sobre Silvina y el escenario de una plaza, la cantante se suelta, plástica y juguetona, con el cuerpo y las palabras. "Sí, soy seductora, pero no sólo con los hombres, sino también con las mujeres que vienen a escucharme. ¿Qué me delira? Y no sé... probablemente capturar la atención de la gente". Nosotros apostamos a que es cierto.


Danny de Toronto, Canadá compartió esta nota. Muchas Gracias Danny!!!