..:: Silvina Garré ::.. Sitio de Fans
 
  Inicio
  Biografía
  Discografía
  Participaciones
  Entrevistas
  Silvina por otros musicos
  Libros
  Imagenes
  Foro
  El Libro de Visitas
  Links
Participaciones

Participaciones de Silvina Garré 
en discos de otros músicos




Discos de músicos solistas


2003 Alejandro Filio. Con tus ojos. 
De flor y de flores. (Alejandro Filio)

DE FLOR Y DE FLORES
Alejandro Filio


De flor tenía
la sombra sobre la camisa,
pintada de flor la sonrisa,
girando la flor desde el centro,
brillando de fuera hacia adentro.

De flor un día,
con pétalos hizo su reino,
con flor sobre flor hasta el cielo,
y se lo llevó tallo adentro,
bordando de flor el contento.

Dicen que las flores
son las armas nobles,
que jamás procuran la batalla.
Pero cuando giran algo pasa,
pueden mutilar con un solo giro,
si algo se interpone en su camino.

De flor la suerte
llegó a su jardín una guerra
Y así despertó de la tierra,
la rabia de la flor al combate,
girando su flor por delante.

Y fue la historia
narrada por flores silvestres,
que vino a la flor una peste,
la que aniquiló tanto sueño,
de flor y de flores su empeño. 



2000 Marilina Ross. Más que un sueño. 
Quereme... tengo frío. (Elsa Jascalevich & Marilina Ross)
Cruzando las grandes aguas. (Carlos Tribuzy & Marilina Ross)
Soles. (Marilina Ross)

Participaron: Alberto Cortez, Alejandro Lerner, Eladia Blázquez, Las Blacanblues, Los Tarantos, María Elena Walsh, Norma Aleandro, Sandra Mihanovich, Silvina Garré, Vane Mihanovich, Víctor Manuel.




¿Vieron que a veces uno hace suya una canción y 
desaparece hasta quién la canta? Y Silvina lo logró, 
¡y tan bien!


QUEREME... TENGO FRÍO
Elsa Jascalevich & Marilina Ross


Una tarde, un té frío, una espera
y esta casa buscando tu presencia...
te espero entre los discos,
los libros y la radio,
te espero como siempre te he esperado.

Quereme... como la tierra quiere al agua.
Quereme... como en el mar esa mañana.
Quereme... que las disculpas se han perdido,
como perdida estoy sin vos, y tengo frío.

Vuelvo a calentar agua. Suena un timbre...
pero otras manos, otras puertas abren.
Volando en tu recuerdo,
de pronto me di cuenta
que el agua se ha enfriado ya bastante.

Quereme... mis pasos van por la vereda.
Quereme... sé que tu casa queda cerca.
Quereme... hay una luz en tu ventana,
pero tu sombra está, mi amor, acompañada.

Mis pasos van por la vereda.
Sé que mi casa queda cerca.
Hay una luz en mi ventana,
pero mi sombra está, mi amor, desamparada.



CRUZANDO LAS GRANDES AGUAS
Marilina Ross & Carlos Tribuzy


Nuestro barco ya zarpó a cruzar las grandes aguas,
ni golpes ni tempestades podrán detener su marcha.
Estamos en alta mar, entre dos costas lejanas,
atrás la noche, por delante el alba. 
Y en la mitad estamos hoy a la intemperie.

¡A remar, marineros,
a navegar,
contra viento y marea
que hay que llegar!
¡A remar, marineros,
firme el timón,
nuestro barco ya puso
la proa al sol!

Como son muchos los brazos a remar hacia el futuro,
ni motines ni abordajes nos harán cambiar el rumbo.
Estamos en alta mar, entre dos costas lejanas,
atrás la noche, por delante el alba.

¡A remar, marineros,
a navegar,
contra viento y marea
que hay que llegar!
¡A remar, marineros,
firme el timón,
nuestro barco ya puso
la proa al sol!




SOLES
Marilina Ross

El SOL de mi guitarra huyó
desolada quedé,
y sola sin el SOL. 
En MI traté de descubrir
adonde el SOL se fue
y el MI se fue con él.
El FA no pudo contestar,
de soledad tal vez,
vivía entre los dos.
El SI, por fin dijo "No sé",
ni el DO, ni el LA, ni el RE
pudieron responder.

De repente una mañana,
de mi pecho se escapó
una voz que me decía:
"Por aquí esta el SOL"
y empezamos andar
entre telarañas de un viejo disfraz
y rostros de amores que ya no están.
Siento que remonto vuelo
y voy planeando en espiral
sobre muertos no olvidados,
sobre el bien y el mal
y la niña que fui
se alegra de verme llegar al final,
donde el SOL va a dar a luz el amor. 

Y canta ...
"Aunque no lo veamos
el SOL siempre está"


1995  Coro kennedy. Rutas del alma. 
Material reeditado en 1996 en el disco Entre todos.
En blanco y negro (Bs. As.). (Silvina Garré) 



EN BLANCO Y NEGRO (BUENOS AIRES)
Silvina Garré

Abrí los ojos y la vi,
estaba linda como siempre,
las primeras luces del día
la invitaban a cambiar.

Como en sueños intentaba ser
el centro de algún universo,
enfermando a bocanadas,
reviviendo a multitudes que la aman.

Como yo que la aman,
como yo que la extrañan,
como yo que no puedo
irme muy lejos sin llorar.

Como yo que la juzgan,
como yo que la niegan,
como yo que no puedo
irme muy lejos sin llorar.

Abrí los ojos y te vi
la gente no escucha tu canto,
no comprende que algunas noches
te morís de soledad.

Un abismo, tabla de ajedrez
en blanco y negro Buenos Aires
me llevabas toda la risa
y eras frágil como yo.

Como yo que te amo,
como yo que te extraño,
Y como yo que no puedo
irme muy lejos sin llorar.

Como yo que te juzgo,
Como yo que te niego,
Como yo que no puedo
irme muy lejos sin llorar.



 

 


1993 Ignacio Copani. Puerto.
Sálvame. (Ignacio Copani)

Ignacio Copani
Puerto
1993



 

SALVAME
Ignacio Copani


Hace ochenta
años me pusieron
para hacer la calle menos gris,
hace ochenta años me sostengo
con lo que me dejan de raíz.

Sálvame,
no me hieras más la piel,
Sálvame,
soy tu amigo ¿No me ves?
Sálvame
y del aire que me des,
yo también,
aire nuevo te devolveré.

Vengo del principio de los siglos,
mi vestido te cubre de sal
y te doy mi abrazo que es de río,
mi frescura que es de manantial.

Sálvame,
yo soy parte de tu ser,
Sálvame,
si yo muero, tu también.
Sálvame,
que en cualquier lugar que estés,
yo soy quien
gota a gota calmará tu sed.

Cada pedacito de esta tierra;
savia, nube, sangre, piedra y luz,
todos hoy estamos dando vueltas
en la misma órbita que tú.

Sálvate, sálvate
no maltrates tu lugar,
gánate
el derecho a respirar.
Sálvate,
o manana ya no habrá
quien le de
a la vida otra oportunidad.


1991 Nito Mestre. Tocando el cielo.
Juntos. (Nito Mestre)


JUNTOS
Nito Mestre

Camino calmo, el sol en mi frente,
mil almas huyen cerca de mí,
dejando atrás las calles con niebla,
mirando al mundo desvanecer.

Caminan siempre y miran de frente
y cantan juntos una canción,
mientras el cielo abrace a una estrella
en tanto el mar no nos haga soñar
y un suave aroma a bosque nos llame
Iremos juntos, juntos por fin...

Las lomas del mañana no asustan.
Las sombras del pasado se van,
dejando huellas firmes al hombre
que busca sueños para seguir.
Mis ojos siempre buscan tus ojos
¡Por Dios los quiero ver siempre así!

Entramos a los claros caminos
que enseñan pasos justos al dar
lecciones a los amos del mundo
que quieran un llamado de amor.

Mis ojos siempre buscan tus ojos
¡Por Dios los quiero ver siempre así!

Caminan siempre y miran de frente
y cantan juntos una canción,
mientras el cielo abrace a una estrella,
en tanto el mar nos haga soñar
y un suave aroma a bosque nos llame
iremos juntos, juntos por fin.


1989 Teresa Parodi. Otras cosas.
El otro país. (Teresa Parodi)

 




EL OTRO PAÍS
Teresa Parodi


He visto al otro país
descalzo en el arenal,
con ojos de cunumí,
preguntándonos por la dignidad.

He visto al otro país
vestido de soledad,
durmiéndose en el andén
sin tener a qué puerta golpear.

He visto al otro país
pidiendo la libertad
de aquellos que encarceló
sin explicación, tanta impunidad.

Lo he visto jugándose
entero por los demás,
de blancos pañuelos va,
déjenlo pasar, déjenlo pasar.

Lo miré soltar su esperanza al viento
como una pandorga de sol en vuelo.
Lo miré volver del trabajo incierto,
con el puño alzado lo sigo viendo.

Lo miré pelear defendiendo un sueño.
Lo miré en tus ojos, che compañero.
Tan intensamente
lo sigo viendo, lo sigo viendo.

He visto al otro país
en nuestros hijos, mi amor,
en la tremenda ilusión
de creérmelo, de creérmelo.

Me duele debo decir
en la cantora que soy,
en la maestra de ayer,
una y otra vez, una y otra vez.

He visto al otro país
buscándose el porvenir
de adolescente lo vi
por la primavera, queriéndose.

En tantos vuelve a nacer
me gusta sentirlo así
que nadie pueda con él
déjenlo vivir, déjenlo vivir.

Lo miré soltar su esperanza al viento
como una pandorga de sol en vuelo.
Lo miré volver del trabajo incierto,
con el puño alzado lo sigo viendo.

Lo miré pelear defendiendo un sueño.
Lo miré en tus ojos, che compañero.
Tan intensamente
lo sigo viendo, lo sigo viendo.

He visto al otro país,
he visto al otro país...


1989 Los trovadores. José Pedroni.
Canción de la lavandera. (José Pedroni - Damián Sánchez)







CANCIÓN DE LA LAVANDERA
José Pedroni & Damián Sánchez

Bolsita de azul
derrámate en el agua de enjuagar
donde su blusa de herrero 
se enreda a mi delantal...

Mi amor está en la taberna
bebiéndose su jornal
¡Ay! la bebida olorosa 
color de leche de mar,
color de leche de mar.

La ropa torcida muestra
mi fuerza para matar,
vacía de sangre la deja
mi torcedura mortal,
mi torcedura mortal.

¿Porqué no será mujer mi rival?
¿Porqué no será mujer?
Para poderla matar.

Mi enemiga es agua verde,
color de leche de mar,
sólo tiene de mujer
el olor nada más, 
el olor nada más.

¿Porqué no será mujer mi rival?
¿Porqué no será mujer?
Para poderla matar.

En su pañuelo de trabajar 
seca tu llanto y tu soledad,
bolsita de azul derrámate 
junto a su enagua de enamorar.


1985 Jorge Fandermole. Tierra, sangre y agua.
Duérmase mi muerte. (Jorge Fandermole)

 

 

DUÉRMASE MI MUERTE
Jorge Fandermole

Duérmase, esta noche duérmase.
No me llame desde el filo de la navaja,
desde el fondo del caudal que brama,
desde el cielo que abre sus fauces 
en el borde del balcón.

Duérmase, muerte mía, espéreme,
que mañana todavía 
quiero ver quemarse el día
y el sol envejecer.

Míreme, en silencio, míreme,
pero no me tienda su brazo de escarcha
esta noche su tacto me espanta
tanto como otras veces 
me enamore el hielo de su piel.

Decidí que mañana he de vivir
y que para eso me alcanza
cierto gesto de esperanza 
que recien me descubrí.

Usted que es la más fiel de las mujeres,
la que más me busca y más me quiere, 
la que espera con paciencia hasta el final.
Usted que pone a tiro de la mano 
las angustias, los desganos, 
los cuchillos agrios de la soledad.

No le temo a su presencia tan cercana
y a su aliento que a veces me inflama
desde el sexo de alguna mujer en flor.
Pero no apresure ese momento hermoso, 
singular y misterioso,
de abrazarnos para hacernos el amor.

Duérmase, esta noche duérmase.
No me llame desde el filo de la navaja,
desde el fondo del caudal que brama,
desde el cielo que abre sus fauces 
en el borde del balcón.

Duérmase, muerte mía, espéreme,
que mañana todavía 
quiero ver quemarse el día
y el sol envejecer.



1983 Juan Carlos Baglietto. Baglietto.
El témpano. (Adrián Abonizio)
Historia de Mate Cosido. (Adrián Abonizio)




EL TÉMPANO
Adrián Abonizio

A veces cuando pienso que todo está perdido
voy hacia alguna de las formas de la muerte.
Me pego un tiro con una palabra
que alguna vez me fue tan transparente.

En la ternura del agua que corre
me recuerdo en la llegada de unos trenes.
Sales de los mares, curvas de los puertos,
con mujeres descalzas en el verde.

Voy hacia el fuego como la mariposa
y no hay rima que rime con vivir.
No te pares, no te mates
sólo es una forma más de demorarse.

En las tardes tranquilas
cuando extraño todo
pienso que todo no es lo que perdí.
Una rosa de fe
y aún a costa de perder,
se pierde pero se gana.

La lucha es de igual a igual
contra uno mismo
y eso es ganarla.
No te pares, no te mates
sólo es una forma de más de demorarte.

Recuerdo la quietud de la tierra,
la quietud de estar adentro.
Se cree más en los milagros
a la hora del entierro.

Este hombre trabajó
¿Quién escribirá su historia?
La cal reseca, la viuda que sueña,
los amigos que siguen igual,
la gloria en zapatillas,
el florero vacío
¿Quién sabe si se puso a pensar
para qué vivo?
Vivo para no perder. 

Voy hacia el fuego como la mariposa
y no hay rima que rime con vivir.
No se paren, no se maten
sólo es una forma más de demorarse.
No se paren, no se maten
sólo es una forma más de demorarse
sólo es una forma más de demorarse
sólo es una forma más de demorarse.


HISTORIA DE MATE COSIDO
Adrián Abonizio

Sentado entre maderas
y las flores caen,
la llama del tabaco
y la cruz de los barcos.

Allá lejos cuando salen
de la iglesia los compadres
se sientan a jugar,
al sol.

Una fiesta cuesta arriba
hubo anoche y en la esquina
amaneció lloviendo.

Sentado entre maderas,
y las flores caen,
la llama del tabaco,
y la cruz de los barcos. 

Si las luces de este pueblo
te preguntan cómo he muerto,
deciles que no sabés, que no sabés. 

Mi revólver, mi campera,
mi hacha, mi trampera,
mis viejos perros, mi prontuario.

Tenés que estar prevenido,
un día la lancha va a llegar. 
La esperaré tan tranquilo,
me cambiare de camisa
y de puñal.

Para que un oficial escriba
en el parte de salida, una "O".
Se ganará un ascenso
como padre de familia.

Para que un oficial escriba
en el parte de salida, una "O".
Lo contará en la guardia que no tembló. 

Para que el río se detenga
a la hora señalada, llegará
como una puñalada,
como una mano más.


1982 Juan Carlos Baglietto. Actuar para vivir. 

Saltando de piedra en piedra. (Rubén Goldín)
Que son esas palabras. (Alberto Callaci & Rafael Bielsa)
En la cruz de los días. (Rubén Goldín)
De plelunio. (Fito Páez)
Pa' trabajar. (Fito Páez)
Río marrón. (Jorge Fandermole)




SALTANDO DE PIEDRA EN PIEDRA
Rubén Goldín

Un hombre alegre es uno más
en el coro de hombres alegres.
Un hombre triste no se parece
a ningún otro hombre triste.

Tonto corazón vacío
uno depende así de tu hambre
uno depende así de tu hambre
y se convierte en ave ciega, torpe
horadada al fin, horadada al fin. 

El sombrío pasajero
de tu carruaje
no puede mirar hacia atrás,
no quiere mirar hacia atrás
tu voz doloroso clavo
penetra el centro del alma
y cala hondo. 

Recuerda un clamor de niños insomnes
arrastrados por la sangre
del amanecer.

Mi tonto corazón,
mi tonto corazón,
mi corazón.



QUE SON ESAS PALABRAS 
Alberto Callaci & Rafael Bielsa


Veinte años vivieron el uno junto al otro,
veinte años de cardo de cereal y de trilla.
La rueda del molino acompasaba las horas
y el invierno dormia en la hiedra amarilla. 

Él cuidaba de todo, con prudencia callada,
lo mismo los ganados, que la cosecha fina.
Ella cruzaba el patio como rueda de espuela,
entre el pozo de agua y la mesa de harina. 

En inviernos atroces, en veranos soleados,
durante veinte años, se hicieron compañía-
Nunca se preguntó, si la habia querido,
¿qué son esas palabras? Estaba y la tenía. 

Él no necesitaba noción más detallada,
que conocer su nombre y el nombre lo sabía.
Él la llamaba Carmen en la sombra y la tarde,
cuando la luz es lámpara de mecha tardía. 

Veinte años vivieron el uno junto al otro,
sin ver apenas médico, peón, colono, artista.
El tren pasaba lejos como un cuento de infancia,
y él no se preguntaba si en verdad la queria. 

Ella murio lustrando la vajilla de plata
en el ancho silencio de la tarde vacia.
Él aprendió de golpe como caen las heladas,
que el amor es amor, aunque no se lo diga. 








EN LA CRUZ DE LOS DÍAS
Rubén Goldín

En la cruz de los días
donde la mano oprime y disimula
aparece una mujer con su brillo
antigua como el olvido.

Tantas cosas me alimentan, es verdad
un plato de comida, una caricia
un acto de justicia o libertad,
una buena melodía. 

Nunca tengo en cuenta lo que doy,
siempre lo que pido.
Por eso no sé bien que es lo que dí,
pero sí lo que me dieron.
Nunca tengo en cuenta lo que doy.

El país es mucho más que filósofos de bar,
que cuatro viejas protestando en la vereda,
que políticos detrás de un escritorio
planeando su futuro.

Nadie puede robarnos un minuto de sol
nadie puede engañarnos una vida.
Los mentirosos necesitan piedad
es sus casitas de mármol. 

Nunca tengo en cuenta lo que doy,
siempre lo que pido.
Por eso no sé bien que es lo que dí,
pero si lo que me dieron.
Nunca tengo en cuenta lo que doy.



DE PLENILUNIO
Fito Páez

Volviendo el rostro hacia atrás
ella midió sus deseos
no se pintó por improvisar
una comedia en sus senos.
 
Cielito quien te pintó
de ancho vacío en mi cama
cómo me inventó la luna aquí
cómo me invento mañana. 

Cambié de sitio, de música y piel
cambié tus manos por un cigarrillo,
increpando el recuerdo.

Ella bailó para mí
de plenilunio un febrero.
Casi descalza se apresuró
luego juzgaron los cuerpos.

Desfachatada virtud
la de sus ojos de mares
limpian de muerte a la misma voz
que los transforma en imagen. 

Cambié de sitio, de música y piel
cambié tus manos por un cigarrillo,
increpando el recuerdo.



PA' TRABAJAR
Fito Páez


El alma hace al cuerpo,
el cuerpo al hombre,
la lengua a sus palabras
y así arruinamos todo de un principio
sin querer decirnos nada. 

Jugamos a agitar las multitudes
en las plazas y en los barrios.
Había que afiliarse a algún partido
como comprar ciertos diarios.

Si bien debemos empezar de cero
aprendamos del pasado.
El lobo siempre se come al cordero
si éste se queda sentado. 

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar. 

Hoy somos como un árbol en invierno
desprovisto de hojas verdes.
Hoy somos el futuro acumulado
en la vereda de enfrente. 

Hoy somos el fruto de la cosecha,
la semilla adolescente.
Tenemos una casa tan, tan grande
y cada uno en su kiosco. 

A ver si un día de estos la miramos
para ver si no es de otro. 
A ver si un día de estos la miramos
nos veremos a nosotros.

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar. 



RÍO MARRÓN
Jorge Fandermole


No puedo perderte mujer del río
cuerpo marrón, del río marrón
las manos como ondas en la orilla
que la permanencia,
en la confluencia,
formando los muslos combados,
espejos de luna fugitiva.

Río marrón,
devolveme sangre abajo
de tu paso el lirio negro
que llegó junto a tu orilla.

Río, río marrón
llevá en un pez esta canción
que alguien me espera
de cara a las estrellas
cauce arriba.

Río marrón,
animal de barro que huye
que como la vida fluye
sin volver nunca a la altura.

Si pudiera remontarte tiempo atrás
para ver la claridad,
en su semblante
si no faltó un instante
de ternura, río marrón.

El agua que baja nunca es la misma
y al recordar nos vamos al mar
porque el pasado yace en lo profundo
y como el amor
dura una creciente.
El dolor es caudal permanente,
la sangre su espejo
y la vida reflejo del río marrón.

Río marrón,
devolveme sangre abajo
de tu paso el lirio negro
que llegó junto a tu orilla.

Río, río marrón
dónde quedó aquella canción
que nadie espera
de cara a las estrellas
cauce arriba.
 
Río marrón,
y el deshielo que se rompe
desde aquí hasta el horizonte,
luz de luna sumergida.

Si pudiera remontarte tiempo atrás
para ver en la opacidad del tiempo ido
si aquel fulgor perdido
era la vida,
río marrón.


1982 Juan Carlos Baglietto. Tiempos difíciles.
Aunque mañana no estés. (Fito Páez)
Era en abril. (Jorge fandermole)
Los nuevos Brotes. (Juan Monfrini & Rubén Goldín)
Dulce pájaro. (Rubén Goldín)
La música del Río de la Plata. (Fito Páez & Juan Carlos Baglietto)
Sin luna. (Rubén Goldín)
La vida es una moneda. (Fito Páez)


AUNQUE MAÑANA NO ESTÉS
Fito Páez 

El fallo está tomado,
la condena es este amor. 
Los jueces de turno eligieron reir,
los hombres más tontos eligen 
los sueños,
culpable. 

No importa lo que pase
mi paciencia aguantará,
ansiando las cartas que nunca llegaron,
llorando el aroma del río en tus pechos
de ángel. 

Y aunque mañana no estés,
yo silbaré bajito y me morderé los labios,
de tanto haberte esperado
y seguir haciéndolo. 

Los hombres se someten
al poder de la pasión.
Quisiera explicarte que soy uno más,
quisiera explicarte que son las cadenas
del alma. 

No entiendo la distancia
como existe y no es real,
soy presa de tu efecto,
soy tonto por ello.
Quisiera ser nube y volar hacia el Norte,
despacio. 

Y aunque mañana no estés,
yo silbaré bajito y me morderé los labios,
de tanto haberte esperado
y seguir haciéndolo. 



ERA EN ABRIL
Jorge fandermole


Sabes hermano lo triste que estoy,
se me ha hecho duelo de trinos
y sangre la voz.
Se me ha hecho pedazos
mi sueño mejor
se ha muerto mi niño, mi niño, mi niño
mi niño,  hermano. 

No pudo llenarse la boca de voz,
apenas vacío el vientre de mi dulce amor.
Enorme y azul, la vida se le dió,
no pudo tomarla, no pudo tomarla
de tan pequeño.

Yo le había hecho una blanca canción
del amor entre una nube y un pez volador.
Lo soñe corriendo, abrigado en sudor,
las mejillas llenas, las mejillas llenas
de sol y dulzor. 

Era en abril el ritmo tibio
de mi chiquito que danzaba
dentro del vientre, un prado en flor,
era su lecho y el ombligo, y el ombligo
y el ombligo el sol.

No busques hermano el camino mejor
que ya tengo el alma muda
de pedirle a Dios
¿Qué hacemos ahora, mi dulzura y yo ,
con dos pechos llenos,
con dos pechos llenos  de leche y dolor?

Era en abril el ritmo tibio
de mi chiquito que danzaba
dentro del vientre, un prado en flor
era su lecho y el ombligo, y el ombligo
y el ombligo el sol.

Estamos pensando
sería mejor el marcharnos tres,
el marcharnos tres
que el quedarnos dos.

Era en abril el ritmo tibio
de mi chiquito que danzaba
dentro del vientre, un prado en flor
era su lecho y el ombligo, y el ombligo
y el ombligo el sol.



LOS NUEVOS BROTES
Juan Monfrini & Rubén Goldín


En su vientre mordiscos de hacha
y en sus heridas una tormenta
una mortaja de sol
reseca de sangre, agota la vida. 

Y sus brazos más viejos muertos
están juntos sobre el pecho
pero un brote póstumo
penetra en el barro, copula en el barro.

El cuerpo viejo es abono nuevo
y aquel crepúsculo, alba roja
y en cien noches mágicas
está repuesto el abuelo
y amanece en retoños
el farallón del bosque. 

Los gajos tiernos se hamacan en el cielo
y una flor nueva está brotando ahora. 

Ya las botas crujen en la leña
ya el silbido retumba en su madera
ya el demonio está cruzando el río
ya lo vió y está midiendo el golpe
al primer hachazo no tembló 
siquiera, al segundo menos, 
al tercero un poco.



DULCE PÁJARO
Juan Monfrini & Rubén Goldín


Una vaga idea de lluvia fresca,
laten las flores esta mañana
pienso que los hielos se derriten
a tu amor salvaje y puro. 

Dulce pájaro, mirada de volcán,
ven.




LA MÚSICA DEL RÍO DE LA PLATA
Fito Páez & Juan Carlos Baglietto


Te siento, no te escucho, dónde estás
te escondes en los puertos del sur
en cada luna, cada esquina, cada madrugada
en conventillos, rascacielos, en alguna cancha.
Sos el grito que no existe
pero esta latente, hilando su oportunidad.

Hay gente a la que el charco le hace mal,
se clavan los puñales
por querer tener el último traje europeo,
por querer vivir lo que ellos
hace un mes vivieron,
gente que vive de espalda
a lo que es su tierra,
su ciudad y su sentir.

Candombe en Montevideo
milonga de Buenos Aires
los años te van cambiando
fuelle y tambor
la música del Río de La Plata.

Cantemos en las veredas
que el canto también es fuerza,
gastemos nuestras gargantas
para brindar
borrachos de alegría y esperanza.

Cantemos hoy que es hora de cantar
no vaya a ser que luego
nos estalle el pecho de tanto sentir el cargo,
nos asusten las tijeras que andan merodeando.
Hoy es tiempo de canto y de mirarnos
para adentro una vez más.

Tenemos una gran necesidad:
¡Gritar lo que nos quema!
Cada nota tiene alma, cada alma un cuerpo
ese cuerpo nos despierta todas las mañanas
con las ganas recargardas
llenas de caminos, ilusión y sensatez.

Candombe en Montevideo
milonga de Buenos Aires
los años te van cambiando
fuelle y tambor
la música del Río de La Plata.

Cantemos en las veredas
que el canto también es fuerza,
gastemos nuestras gargantas
para brindar
borrachos de alegrías y esperanzas.



SIN LUNA
Rubén Goldín


Un hilo de plata recorre su cara
tímido el humo de la taza de té
es abril, llovizna y dejadez.

Esta noche de bruma tiene
cierto perfume a madera oriental
pero afuera el hambre y el frío
le descosen los recuerdos a cualquiera. 

Vos sos el mismo, yo soy otro
barco pequeño, cruzando el mar
y es aquí donde muere la sed. 

Un otoño dulce gotea su muerte
barriendo el patio de la niñez.
El instinto y el sueño animal
te hacen temblar porque ves
que los años se pasan,
la luz sigue estando siempre igual
de lejos, y cerrás los ojos, ni querés mirar.




LA VIDA ES UNA MONEDA
Fito Páez


La vida en una moneda 
quien la rebusca la tiene
¡Ojo! que hablo de monedas 
y no de grueso billetes.

Mi vida en una hoja en blanco, 
un piano desafinado,
diez dedos largos y flacos,
y un manojo de palabras.

Sólo se trata de vivir,
esa es la historia.
Con la sonrisa en el ojal,
con la idiotez y la locura de todos los días,
a lo mejor resulta bien.

La gente sueña que sueña.
La calle sigue que sigue.
El taxi yira que yira 
el cielo y la ancha avenida.

Los días cantan la historia
del hombre al borde del hombre,
los días cantan mañanas,
los días no tienen miedo.

Sólo se trata de vivir 
esa es la historia
con un amor, sin un amor, 
con la inocencia y la ternura
que florece a veces.
A lo mejor resulta bien.

Si nos inunda el asfalto 
de sensaciones profundas,
gocemos bien nuestro ahogo 
que es nuestra imagen fecunda.

La vida en una moneda 
quien la rebusca la tiene.
¡Ojo! que hablo de monedas 
y no de grueso billetes.

Sólo se trata de vivir,
esa es la historia.
Con la sonrisa en el ojal,
con la idiotez y la cordura de todos los días,
a lo mejor resulta bien.

Sólo se trata de vivir 
esa es la historia.
Con un amor, sin un amor, 
con la inocencia y la ternura
que florece a veces.
A lo mejor resulta bien.


 



 


Discos junto a varios artistas



1987 Varios artistas. Santa Fe en tu corazón.
Santafesino de veras. (Ariel Ramírez & Miguel Brascó)
Casi una zamba. (Silvina Garré) 
Tema reditado por Página 12 en el disco La historia esta Vol I. de León Gieco.

Participaron Ariel Ramírez, Litto Nebbia, Horacio Guarany, Juan Carlos Baglietto, Enrique Llopis, Lalo de los Santos, León Gieco.


SANTAFESINO DE VERAS
Ariel Ramírez & Miguel Brascó

Paisano santafesino,
nacido en los pajonales
donde beben los sauzales
la luz del carcarañá.

Crecí como crece el peje
a orillas de esta ribera
Santafesino de veras
del río carcarañá.

Me llaman el caburé
y a veces el guaraní
porque soy de Santa Fe
que es el lugar donde nací.

La polka y el chamamé
se han compuesto para mí
donde suena una acordeona
ahí me salgo a relucir.

Me mojan los aguaceros,
me cortan las pajas bravas,
me queman las sudestadas
del río carcarañá.

Mi vida son estos pagos
que defienden los chajaces
y oscurecen los biguaces
y aroma el jacarandá.

Aquí siempre viviré,
la guitarra me dirá
mi recuerdo en la acordeona
para siempre quedará.

La muerte me ha de llevar
cantando este chamamé,
si muero será cantando
mi amor por mi Santa Fe,
porque soy de Santa Fe
que es el lugar donde nací.


1987 Varios artistas. Voces sin fronteras.
Por el camino del sol. (Hector de Benedictis & Fernando Ubiergo). 
Al niño niño. (Fernando Ubiergo)

Disco producido por Radio cooperativa de Chile en homenaje al Papa Juan Pablo II durante su visita a ese país.
Participaron por Argentina: B. B. Muñoz, César Isella, León Gieco, María Rosa Yorio, Marilina ross, Miguel Cantilo, Mónica Posse, Roque Narvaja, Silvina Garré.
Por Chile: Cecilia Echenique, Eduardo Gatti, Fernando Ubiergo, Flor Motuda, Grevasio, Julio Zeger, Keko Yunke, Oscar Andrade, Tati Penna.

 


POR EL CAMINO DEL SOL
Héctor De Benedictis & Fernando Ubiergo

Vino bajando del cielo,
vino a mirar esta tierra,
vino sembrando caricias
y no guerra.

Vino flotando, flotando
en una nube bajó,
aterrizó suavemente
con amor.

Él que vino de tan lejos
habló desde el corazón,
alimentó la esperanza
con amor.

Abrió de todas las casas
las puertas que dan al sol.
Echó el rencor, la tristeza
con amor.

¿Cuántos niños esperan
sin saber qué hacer?
¿Cuántas almas quedaron
sin poder comprender?

Hombre que escuchas el canto
de tus hermanos del sur
ven a cantar con nosotros
a la luz.

Aleluya por la vida,
por la justicia y la paz
porque haremos el camino
con verdad.

Aleluya por nosotros
por el vino y por el pan,
por esta hermosa palabra:
¡Libertad!

¿Cuántos niños esperan
sin saber qué hacer?
¿Cuántas almas quedaron
sin poder comprender?

Se fue volando despacio
por el camino del sol
dejándonos su enseñanza:
el amor.

Todos unidos lo conseguimos,
por el camino del sol.
Todos unidos lo conseguimos
sembrando caricias y no guerras.
Todos unidos lo conseguimos
por el vino y por el pan.
Todos unidos lo conseguimos
por el camino del sol.


AL NIÑO NIÑO
Fernando Ubiergo

Cuando sea grande, mi niño niño
cuando sea grande, mi niño grande
cuando sea grande mi niño y ande la tierra,
respire el aire... no la tormenta.

Cuando sea grande, cuide su estrella
no es tanta la distancia entre usted y ella.
Cuando sea grande, mi niño, sueñe calladito
y así podrá encontrar el tiempo perdido.

Y baje lunas hasta la tierra
porque el siglo que comienza
camina al sur.
Y alégrese planeta confundido
que el futuro es de los niños... aún.

Cuando sea grande, mi niño, viva
con la sabiduría de los delfines.
Cuando sea grande, más grande
ame a los niños.
No sea esquivo con los humildes.

Cuando sea grande, mi niño, viva
la simple geometría de una caricia.
Cuando sea grande, mi niño, juéguese entero
por lo que sienta que es verdadero.

Y baje soles hasta la tierra
porque el siglo que comienza
es para el sur.
Y alégrese planeta confundido
que el futuro es de los niños... aún


Cuando sea grande, mi niño...
Cuando sea grande, mi niño...



1983 Varios artistas. Rosario Rock 83.
Vieja Rata. (Lalo de los santos)
Se fuerza la máquina. (Gato Pérez) Con Baglietto.
Paseo americano. (Litto nebbia)

Participaron: Lalo de los santos, Silvina Garré, Juan Carlos Baglietto, Litto Nebbia, Ethel Koffman, Jorge Fandermole, Adrián Abonizio, Boulevard.

 




Grabado en vivo el 19 de marzo de 1983 en el estadio Newell's Old Boys de Rosario.
Participaron: Lalo de los Santos, Ethel Koffman, Boulevard, Jorge Fandermole, Silvina Garré, Juan Carlos Baglietto, Adrián Abonizio y Litto Nebbia

VIEJA RATA
Lalo de los Santos

Aprovechando un tiempo de tormenta
sin que nos diéramos cuenta alguien desparramó veneno.
Un gato autor del hecho
se hizo fuerte asociándose a la muerte
y dominó todo el terreno.

Nos encerró en un sótano a oscuras
donde la esperanza nuestra fue a parar a la basura.
Después lanzó un decreto y nos dijo:
"Desde arriba yo dirijo
y abajo ustedes laburan".

Vieja rata ¿dónde estás?
Tratando de quitarme el polvo
que desde arriba siempre tiran
para sepultar los sueños.

Vieja rata ¿dónde estás?
Queriendo averiguar por qué
en el mundo hay más autoridades
que derecho a respetarlas.

Oímos sus promesas tantos años
pero nos dio con un caño cuando quisimos que cumpliera
y para apaciguar el descontento
puso en práctica otro intento y a un león le hizo la guerra.

Entonces de sus fuerzas tuvo dudas
y vino a pedir ayuda por si atacaban su guarida
por eso viejas ratas, nuestro peso
no es para ganar el queso
es para no ser su comida.

Vieja rata ¿dónde estás?
Tratando de quitarme el polvo
que desde arriba siempre tiran
para sepultar los sueños.

Vieja rata ¿dónde estás?
Queriendo averiguar por qué
en el mundo hay más autoridades
que derecho a respetarlas.

Vieja rata ¿dónde estás?
Tratando de quitarme el polvo
que desde arriba siempre tiran
para sepultar los sueños.

Vieja rata ¿dónde estás?
Queriendo averiguar por qué
en el mundo hay más autoridades
que derecho a respetarlas.

Vieja rata ¿dónde estás?
Tratando de quitarme el polvo
que desde arriba siempre tiran y tiran
para sepultar los sueños.

Vieja rata ¿dónde estás?
Queriendo averiguar por qué
en el mundo hay más autoridades
que derecho a respetarlas.

SE FUERZA LA MÁQUINA
Gato Pérez
Grabada junto a Juan Carlos Baglietto

Este género divino,
esta música excelente
que es la música del pueblo
con la que baila la gente.

Tiene un gran problema, amigos,
tiene un serio inconveniente:
exige tantas energías
que la salud se nos resiente.

Es la rumba y es el tango,
son el jazz y el rock and roll
un volcán de sentimientos
por donde habla el corazón.

Así se gasta adrenalina
y se bebe mucho alcohol
para afinar las emociones
y acordarse del dolor.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.

Si el cantante va cargado
casi expresa lo que siente,
si va fresco canta triste
y no conecta con la gente.

Melodías eternas
encadenan la armonía
cuando el músico es sincero
y canta trozos de su vida.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.

Cuando el público se acerca
y se prende a las canciones
un rebote misterioso
se apodera del sonido.

Música, música, música,
música y palabras
que se combinan en un diálogo
inédito y profundo.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.

Se fuerza la máquina
de noche y de día
y el cantante con los músicos
se juegan la vida.


PA' TRABAJAR
Fito Páez
Grabada junto a Juan Carlos Baglietto

El alma hace al cuerpo,
el cuerpo al hombre,
la lengua a sus palabras
y así arruinamos todo de un principio
sin querer decirnos nada.
y así arruinamos todo de un principio
sin querer decirnos nada. 

Jugamos a agitar las multitudes
en las plazas y en los barrios.
Había que afiliarse a algún partido
como comprar ciertos diarios.

Si bien queremos empezar de cero
aprendamos del pasado.
El lobo siempre se come al cordero
si éste se queda sentado. 

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar. 

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar.

Hoy somos como un árbol en invierno
desprovisto de hojas verdes.
Hoy somos el futuro acumulado
en la vereda de enfrente. 

Hoy somos el fruto de la cosecha,
la semilla adolescente.
Tenemos una casa tan, tan grande
y cada uno en su kiosco. 

A ver si un día de estos la miramos
para ver si no es de otro. 
A ver si un día de estos la miramos
nos veremos a nosotros.

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar.

El hombre es el espejo de sus actos
no importa, las lágrimas húmedas se secarán
tejiendo en el mañana una sonrisa
que ayude pa' trabajar,
que ayude pa' trabajar. 


PASEO AMERICANO
Litto Nebbia
Grabada junto a Litto Nebbia

Que tonto eres
que desperdicias tanto amor en madrugadas
que aunque te quieran te sentirás abandonado
porque has perdido la memoria de la pena
y necesitas...

Necesitas mirar un poco hacia atrás,
necesitas mirar dentro de tí
y lograrás que en la primera alborada
certero el corazón repetirá
el tiempo del estío que vuelve
donde cada minuto dura un poco más.

Que tonto eres
que desperdicias tanto amor en madrugadas
que aunque te quieran te sentirás abandonado
porque has perdido la memoria de la pena
y necesitas...

Necesitas mirar un poco hacia atrás,
necesitas mirar dentro de tí
y lograrás que en la primera alborada
certero el corazón repetirá
el tiempo del estío que vuelve
donde cada minuto dura un poco más.



Bandas sonoras de películas Argentinas



2006 Martín Fierro, el ave solitaria. 
Director cinematográfico: Gerardo Vallejo
Dirección musical: Diego Clemente.





1985 Diapasón. 
Director cinematográfico: Jorge Polaco
Dirección musical: Lito Vitale.


1985 Luna caliente. 
Director cinematográfico: Roberto Denis
Dirección musical: Litto Nebbia.
Un camino nos separa. (Litto Nebbia)



UN CAMINO NOS SEPARA 
Litto Nebbia  

¿Dónde estará la verdad
si ya no está en tus ojos?
¿Y dónde la realidad
si no es ante nosotros? 

Cierto es que podemos elegir
un nuevo camino pero
¿de qué servirá
si nos separa?

Mientras haya temor
es que uno vivo está
y si falta calor
es que uno vivo está.
¿Cuál es la razón para llorar?

Quizá yo no comprendí
lo que necesitabas
y me acostumbré a vivir
con lo que me entregabas.

Claro que podemos inventar
un nuevo camino pero
¿de qué servirá
si nos separa?

Mientras haya temor
es que uno vivo está
y si falta calor
es que uno vivo está.
¿Cuál es la razón para llorar?

Claro que podemos inventar
un nuevo camino pero
¿de qué servirá
si nos separa?

Mientras haya temor
es que uno vivo está
y si falta calor
es que uno vivo está.
¿Cuál es la razón para llorar?



1983 Evita, quien quiera oír que oiga. 
Director cinematográfico: Eduardo Mignona
Dirección musical: Litto Nebbia. 
Voz del personaje de Eva Perón.
Quien quiera oír que oiga. (Litto Nebbia & Eduardo Mignona)
De voz en voz. (Litto Nebbia & Eduardo Mignona)
Como mujer a mi hombre. (Litto Nebbia & Eduardo Mignona)

 

 

Evita, quien quiera oir que oiga
1984


QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA
Eduardo Mignona & Litto Nebbia

 

Cuando no recordamos lo que nos pasa,
nos puede suceder la misma cosa.
Son esas mismas cosas que nos marginan,
nos matan la memoria, nos queman las ideas,
nos quitan las palabras... ah...

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.

Nos queman las palabras, nos silencian,
y la voz de la gente se oirá siempre.
Inútil es matar, la muerte prueba
que la vida existe...

Cuando no recordamos lo que nos pasa,
nos puede suceder la misma cosa.
Son esas mismas cosas que nos marginan,
nos matan la memoria, nos queman las ideas,
nos quitan las palabras... ah...

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.

Nos queman las palabras, nos silencian,
y la voz de la gente se oirá siempre.
Inútil es matar, la muerte prueba
que la vida existe...

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.

Nos queman las palabras, nos silencian,
y la voz de la gente se oirá siempre.
Inútil es matar, la muerte prueba
que la vida existe...

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.

Nos queman las palabras, nos silencian,
y la voz de la gente se oirá siempre.
Inútil es matar, la muerte prueba
que la vida existe...

Si la historia la escriben los que ganan,
eso quiere decir que hay otra historia.
La verdadera historia,
quien quiera oir que oiga.


COMO MUJER A MI HOMBRE
Eduardo Mignona & Litto Nebbia
Grabada junto a Alejandro Del Prado y Susana Del Prado en coros

Renuncio a los honores
pero no a la lucha. (Se necesita)
Mi puesto de batalla
es el trabajo. (Se necesita)
Ahí es donde más sirvo
como mujer a mi hombre,
como pueblo a mi pueblo.

Eso seré y seré
una mujer apenas. (Se necesita)
Nada más que eso
y nada menos.
Una entre tantos. (Se necesita)

El que se una a nosotros
quiero que sepa
tendrá coraje, amor
y la esperanza.

Ser sólo uno,
uno entre todos. (Se necesita)
Uno entre todos
para ser tantos
y ser de todos
como mujer a mi hombre,
como pueblo a mi pueblo. (Se necesita)

Se necesita (Se necesita)
para ser tantos (Se necesita)
y ser de todos. (Se necesita)

Se necesita. (Se necesita)
Yo los invito (Se necesita)
a ser de todos (Se necesita)
para ser tantos (Se necesita)
Se necesita... (Se necesita)

DE VOZ EN VOZ
Eduardo Mignona & Litto Nebbia

Volveré, seré millones,
viviré múltiples vidas,
prolongaré mi amor y fé.
Renaceré de padres a hijos,
de abuelos a nietos.
De voz en voz, regresaré.

Esa será mi lucha,
mi única gloria.
Reviviré y
seré millones,
renaceré.

Seré de cada uno,
de los hombres y mujeres.
Yo seré pueblo,
seré bandera, seré justicia,
seré millones. Yo les prometo,
Una y mil veces
seré otra vez.

Seré de cada uno
de los hombres y mujeres.
Yo seré pueblo.
Una y mil veces, renaceré.
Yo les prometo, de voz en voz
renaceré una y mil veces
seré otra vez, seré mi pueblo
seré justicia, seré otra vez.



  Producciones Infantiles




1994 Cablín. Banda sonora del canal de cable.
La hora del algodón.

La hora del algodón


No sé lo que pasa 
que cada noche ellos 
me vienen a buscar.
Me acuesto temprano
espero un rato 
y enseguida están acá.

Sepan que me estoy juntando 
con unos chicos de algodón,
viven en mi almohada
y viajan por mi cama
dándose el corazón.

No sé lo que pasa 
que todas las noches 
nos vamos a pasear, 
con seis bicicletas,
cuatro grabadores 
y cassettes para escuchar.

A veces vamos volando 
por todas partes en mi colchón
y dentro de mi cama 
hay veintiocho casas 
todas de algodón.

La gente me dice 
que en estos días
no me puedo concertrar, 
que duermo hasta tarde,
que como muy poco
y que me olvido de estudiar.

Es que siempre estoy pensando
en estos chicos de algodón,
dónde viajaremos
cuando sea de nuevo:
La hora del algodón.


1993 Los Muvis. Lo mejor de Los Muvis.
Canción para dibujar un cordero. (Héctor Berra & Javier Zentner)


Canción para dibujar un cordero
Héctor Berra & Javier Zentner


Dibújame un cordero, dibújame una flor.
Dibújame un sombrero, dibújame un farol.
Dibújame la caja que guardará al cordero.
Dibújame el cordero que comerá una flor.

Dibuja un elefante adentro de un sombrero.
Dibuja un farolero que enciende su farol.

Cierra los ojos y dibuja
aunque no sepas dibujar.
¿O acaso este mundo no es sólo un dibujo 
que trazó la mano de un pintor casual?

Cierra los ojos y dibuja
aunque no sepas dibujar.
Dibuja la historia que voy a contar
así cuando me vaya me podré quedar.

Dibuja un vanidoso, un sabio, un contador,
una flor, un desierto, un rey, un bebedor.
Dibújame aquel zorro, también al cazador.
Dibuja a mi planeta cuando se pone el sol.

Dibujame este mundo 
que tan igual que aquel
y que nadie descubra
cuál es el de papel.

Cierra los ojos y dibuja
aunque no sepas dibujar.
¿O acaso este mundo no es sólo un dibujo 
que trazó la mano de un pintor casual?

Cierra los ojos y dibuja 
aunque no sepas dibujar.
Dibuja la historia que voy a contar
así cuando me vaya me podré quedar.

 

185003 visitantesen silvinagarre.es.tl desde el 20/08/2007
 
  El propietario de ésta página no ha activado todavía el extra "Lista Top"!  
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Este sitio ha sido originado y realizado por Christian Ramos y Carla C.M.L